OPERACIONES UNITARIAS

Los proceso químicos, en general, y cada operación unitaria en particular, tienen como objetivo modificar las condiciones de una determinada cantidad de materia en forma más útil para nuestros fines.  Este cambio puede hacerse por tres caminos: modificando su masa o composición,  modificando el nivel o calidad de la energía que posee y modificando  su condición de movimiento.  Estos son los tres cambios posibles y a cada uno le corresponde una ley de conservación: conservación de la materia, conservación de la energía y conservación de la cantidad de movimiento.
El conjunto de operaciones unitarias se clasifica según la propiedad que se transfiera en la operación y sea más  relevante en la misma.